Publicada en

¿Qué son los Zaffos?

Bueno y siguiendo con categorías demoníacas y que sus objetivos son extraer la energía sexual del ser humano, nos encontramos con los zaffos.

Esta especie de demonios son poco conocidos por la humanidad, de hecho  yo supe de su existencia a través de uno de mis guías espirituales.

De vez en cuando os iré escribiendo artículos con información privilegiada y de primera mano, que no podréis encontrar ni en libros ni muchísimo menos en internet, pues como os dije es información que yo recibí en su momento a través de mis guías y que hoy tengo permiso para poderlo compartir con todos vosotros.

 

¿Qué son los Zaffos?

 

Este tipo de demonios no tienen un sexo definido, al contrario que los íncubos y súcubos, los zaffos tienen el poder de transformar sus órganos genitales a su antojo, pudiendo estar tanto con hombres como con mujeres.

El modus operandi es igual que el de los íncubos y los súcubos, eligiendo su presa o víctima y precalentandola unos días antes de su ataque; pero deben guardan una excelente cualidad y es que deben ser  guap@s y exuberantes, pues los zaffos vivirán de la energía, juventud, energía sexual, lozanía y belleza de sus víctimas.

Los zaffos son capaces de mantener relaciones sexuales plenas con dos personas a la vez, y es frecuente que utilicen a parejas o matrimonios, sin importarles si son ambos del mismo sexo, siempre y cuando sean bellos y estén lozanos.

Los zaffos son una especie  que provienen de la mezcla de los  reptilianos y  demonios alados llamados (Rashaverak). Se dice que desobedeciendo a lucifer, uno de sus ayudantes llamado (Rashaverak), mantuvo relaciones sexuales con la reptiliana (Okmkuri) y de  su unión nació Kilmómt el primer zaffo conocido sin sexo definido y el cual en su parte delantera mostraba un pene y en su parte trasera una vagina dentada.

Zafos
                                                                                              Zaffos

Con el transcurso del tiempo, la energía que extraen a sus víctimas  y la evolución de la especie, se dice que los zaffos pueden llegar a ser los seres más bellos del universo, mostrándose siempre al terminar sus relaciones sexuales y las víctimas llegan a pensar que han tenido un sueño onírico, pues esa belleza es algo sobrenatural.

A los zaffos les encanta pasarse por seres evolucionados, tipo Ángeles, Arcángeles etc. Y pueden llegar a confundirse con ellos debido a la dulzura y belleza que ostentan, pero carecen de luz. Los seres de luz son inconfundibles y a las personas que no han tenido este tipo de experiencias con seres de luz pueden llegar a confundirles.
Asimismo, todos los demonios tienen una afinidad innata respecto la magia profana, si bien dependiendo de qué Rey les preste su favor la misma será más o menos potente. Muchos demonios no utilizan cierta magia porque la consideran que se vuelven débiles y otros en cambio las utilizan para defenderse y propagar sus guerras.

Los Zaffos gozan de dos alas membranosas al igual que los Ángeles a la espalda, con las cuales poseen  la capacidad de volar, así como la capacidad de poder transformar sus extremidades superiores e inferiores  en garras cortantes. Tienen una fuerza sobrenatural, así como un único y fuerte deseo por las guerras y  batallas.

También pueden usar sus propios cuerpos como arma, los zaffos también tienen la piel suave pero resistente y dura más que cualquiera de nosotros, pues son parte reptilianos, y a pesar de que algunos suelen vestirse con armaduras, no lo hacen a modo de protección, lo hacen por guardar su estatus.

La magia sagrada es el único arma posible y efectiva para combatir contra ellos, pues todo lo que provenga del gran creador les hace mucho daño. Hay ciertos amuletos que son capaces de repelerlos.

pero si por el contrario, hay un lugar que haya sido Sagrado y en la actualidad esté abandonado, ese será un lugar predilecto para los Zaffos.

A menudo  suelen aparecer con vestidos de gasas y sugerentes, con grandes pechos y curvas, y una larga cabellera, y donde el color predominante es el color negro en sus cabellos;  estos suelen emitir unos gemidos a ( modo de voz) con los cuales consiguen que sus víctimas entren en trance y entonces atacar sin piedad sobre ellos.

Espero que os haya gustado!!!

María Mayor. Noviembre de 2015

Licencia Creative Commons

Deja un comentario