Publicada en

Botellita de la felicidad

Botellita de la felicidad

La botellita de la felicidad, es un talisman que la mayoría de brujas han tenido en su hogar durante siglos,  es un talismán que podréis preparar vosotros mismos y así podréis ir trabajando vuestra energía para el bien. Se trata de confeccionar una botella que puede ser del tamaño que más os guste, incluso podréis escoger vosotros mismos el modelo de botellita que más os guste. A mi particularmente me gustan pequeñitas, pero repito que puede ser del tamaño que más os guste.

 

 

Elementos necesarios para fabricar la botellita de la felicidad.

 

1 botella de cristal con tapón de corcho o de rosca.

Minerales de cuarzos los que queráis siempre que puedan entrar por la boca de la botellita.

1 Puñado de arroz.

1 Nuez, si no cabe entera pues podéis partirla un poco.

1 Poco de azúcar moreno.

1 Cuchradita de miel.

3 Gotas de esencia de benjuí.

1 puñadito de pan rallado.

3 Monedas de curso legal ( dan igual su valor).

1  Papel de pergamino pequeño.

1 Cinta amarilla.

1 Vela amarilla y otra morada.

1 Incienso de benjuí.

 

Modo de preparar la botellita de la felicidad.

Botellita de la felicidad
Botellita de la felicidad

 

Antes de nada se purifica bien la botellita de la felicidad, y esperar la luna adecuada para ello, que en este caso será la luna creciente.

Se enciende el incienso de benjuí.  A continuación se van  introduciendo dentro todos los ingredientes que tenemos preparado para ello, dejando  para el final el trozo de papel de pergamino, donde escribirás el deseo que deseas conseguir con este talisman. Puedes escribirlo con un lápiz y enrollarlo a modo de pergamino y atarlo con la cinta amarilla, la que remataremos con 3 nuditos: lo incorporamos también dentro y ahí lo dejamos todo. Movemos durante unos segundos la botellita de la felicidad, y la dejamos en el altar o el lugar de rituales que deseéis. A continuación endendemos la vela amarilla encima del tapón de la botellita de la felicidad, y dejamos que la vela se consuma en su totalidad, cuando acabe la vela amarilla ponemos la vela morada y dejamos que actúe igual en el tapón de la botellita de la felicidad, de este modo las velas irán sellando el tapón. Cuando haya acabado guardareis la botellita en un lugar de la casa donde esté cerca vuestra, puede ser el salón, la cocina, el despacho etc. Donde más tiempo paséis. Cuando vuestro deseo se haya cumplido, abriréis la botellita de la felicidad y sacáis el papelito y lo quemáis,tirando las cenizas al viento, y podéis volver a introducir  otro trocito de papel pergamino con un nuevo deseo, y a continuación volver a sellarla con las velas amarilla y morada. Siempre dan resultado y espero que a vosotros también, pues son verdaderamente mágicas.

 

Suerte y espero que os sirva!!

María Mayor. Agosto de 2015 

Licencia Creative Commons

Deja un comentario